sábado, 22 de julio de 2017

SE PRESENTÓ EL LIBRO DE MUÑOZ TORRADO "ÚLTIMOS DÍAS DE LA FERIA DE GUADITOCA"

Moisés Bernabé, concejal de Cultura en el momento de iniciar el acto (Fot. Ramón Corpas)

Dentro de los actos que se han celebrado en la Velá de Santa Ana de este año, se ha realizado en la mañana del sábado, la presentación de la nueva edición que Ignacio Gómez, ha hecho del libro que Antonio Muñoz Torrado publicó en el año 1922, "Últimos días de la feria de Guaditoca".
El acto, que estuvo presidido por el Concejal de Cultura, Moisés Bernabé, contó con la asistencia de numeroso público.
Público asistente al acto. (Fot. Ramón Corpas)

  En primer lugar tomó la palabra Moisés Bernabé, que resaltó la labor que viene realizando Ignacio Gómez, para la conservación del patrimonio histórico de Guadalcanal, tanto como editor, como es el caso de hoy, o como escritor, como ocurrió el año pasado.
Agradeció a Ignacio Gómez, la colaboración que desde que asumió la Delegación de Cultura, le ha prestado y le pidió que siga trabajando, como lo ha hecho hasta ahora.
Moisés Bernabé en un momento del acto (Fot. Úrsula Gómez)

A continuación tomó la palabra Ignacio Gómez, agradeciendo la asistencia de los presentes al acto y a Moisés Bernabé, por las palabras que había dicho sobre él.
Seguidamente inició la presentación del libro, hablando en primer lugar del autor y posteriormente desglosó la historia de la famosa feria de Guaditoca y los hechos que ocurrieron para que ésta se trasladara a Guadalcanal.
Ignacio Gómez al inicio de su disertación (Foto. Úrsula Gómez)

Resumimos sus palabras a continuación:

Muchas veces, paseando por nuestro pueblo, nos hemos preguntado quién fue la persona cuyo nombre aparece en la calle por donde pasamos. Así tenemos, Pedro Vallina, Andrés Mirón, López de Ayala, Castelló Rodríguez, Muñoz Torrado, Ortega Valencia, Antonio Porras, Juan Campos, Juan Pérez, Luis Chamizo, Antonio Machado, Cervantes, Pemán, Pérez Galdós. etc. Todos ellos tuvieron su lugar en la historia, unos en la de Guadalcanal y otros a nivel nacional o mundial, como es el caso de Cervantes.

El nombre de quien hoy nos ocupa es Antonio Muñoz Torrado. Este paisano nuestro nació en Guadalcanal el 11 de abril de 1879 -curiosamente el mismo año que nació Pedro Vallina (29 junio 1879) y murió López de Ayala (30 diciembre 1879), ya ven, tres personajes unidos por un año-. De familia humilde, estudió la carrera sacerdotal en el Seminario Pontificio de Sevilla, en el que cursó Humanidades, Filosofía, Derecho Canónico y Teología, en la que se doctoró. Fue ordenado sacerdote en 1902, cuando contaba sólo 23 años. Posteriormente simultaneó la enseñanza de Latín y Gramática en el Seminario con la dirección del Boletín Oficial del Arzobispado, quedándole tiempo para colaborar en varias revistas y periódicos andaluces, entre otros: Bética, Revista Católica, El Correo de Andalucía, etc. También trabajó como auxiliar en el Archivo del Palacio Arzobispal  y dedicó muchas horas –como ahora veremos- a Guadalcanal. Posteriormente ganó por oposición una plaza de beneficiado en la Catedral de Sevilla.
  Fue comendador con placa de la Real Orden de Isabel la Católica, presidente de la Junta Diocesana de Arte y académico de la Real Academia de Buenas Letras, de Sevilla.

Numeroso público asistió al acto (Fot. Úrsula Gómez)

 A lo largo de su vida, escribió gran cantidad de libros, discursos y otros escritos, que podrán ver en el prólogo del libro que hoy les presentamos.
         Los relacionados con Guadalcanal, fueron:
·        Novena a Nuestra Señora de Guaditoca, (1916).
·        El Santuario de Nuestra Señora de Guaditoca, (1918).
·        Últimos días de la Feria de Guaditoca, (1922).
·        El poeta López de Ayala. 1828-1879, (1930).

Pero hizo más cosas Muñoz Torrado por Guadalcanal.

En el año 1913 fue el principal promotor de la restauración del Santuario de Ntra. Sra. de Guaditoca -había sido construido en el año 1647-, visitando despachos y animando a los vecinos de Guadalcanal y de otros pueblos de la comarca para que la ermita pudiera seguir siendo la casa de nuestra Patrona.

En los años 1922-1923, acompañado por el fotógrafo Luis Jiménez Placer, fotografió la mayoría de los monumentos de Guadalcanal, así como una amplia muestra de los tesoros eclesiásticos que se conservaban en las iglesias, quedando como testigo la magnífica colección que conserva la FOTOTECA de la Universidad de Sevilla.
Ignacio Gómez durante la lectura de su presentación (Fot. Ramón Corpas)

En el año 1923 realizó otro gesto como defensor de los monumentos de Guadalcanal. Hubo un intento de venta de la iglesia de San Vicente, iniciado por el párroco Pedro Carballo Corrales. Gracias a la intervención de Antonio Muñoz Torrado, que preparó un amplio informe histórico de la citada iglesia y movió a los pocos hermanos que quedaban de la Hermandad del Rosario de la Aurora, no fue autorizada la venta. El expediente ocupó más de setenta páginas, veintidós de ellas dedicadas al informe de Muñoz Torrado.
Este mismo expediente sirvió para que se abortara un segundo intento de venta del citado edificio el 29 de julio de 1935, ya que ante el interés de Rafael Cárdenas de comprarlo (para tirarlo y ampliar su casa que está anexa al mismo), el Arzobispado no autorizó la venta, refiriéndose al expediente que realizó Muñoz Torrado en 1923 y dando esta contestación: “Sevilla 3 de Agosto de 1935. Vistos los antecedentes de este asunto y especialmente lo actuado en el año 1923 como motivo de una solicitud del Sr. Párroco de Guadalcanal, decretamos que no ha lugar a lo solicitado en la instancia que nos ha dirigido D. Rafael Cárdenas Ordóñez.
Algunas componentes del Club de Lectura, con el editor Ignacio Gómez (fot. Úrsula Gómez)

Lástima que en el año 1977 no existiera un defensor de los monumentos de Guadalcanal como Muñoz Torrado que hubiera evitado la venta por el Arzobispado de Sevilla de esta iglesia de San Vicente, la de la Concepción y de las ermitas de San Benito, de El Cristo y parte de la Casa Rectoral. -Andrés Mirón lo intentó a posteriori pero ya no hubo marcha atrás en la venta, pero sí se salvó de la piqueta la iglesia de la Concepción-.

También el 20 de septiembre de 1926 realizó el discurso en el homenaje que se le tributó a López de Ayala, siendo asimismo uno de los impulsores del monumento que existe en la Plaza de España y que se inauguró el mismo día.

Igualmente –según reconoce Andrés Mirón en la introducción de su libro- tuvo que ver en la posterior publicación de la Historia de Guadalcanal por nuestro poeta, ya que la base de los documentos usados, aunque desordenados cuando los recibió Mirón, los había preparado Muñoz Torrado para una posterior publicación, cosa que preparó Andrés Mirón y que yo tuve la satisfacción de editar en el año 2006.

Todo esto tenemos que agradecerle al autor del libro que hoy les estoy presentando y que seguro es sólo parte del iceberg de lo que realizó durante su vida por Guadalcanal.

En 1925 fue nombrado –muy merecidamente- Hijo Predilecto de la Villa y se rotuló con su nombre la calle donde había nacido.

Finalmente, murió en Sevilla el día 24 de abril de 1937.
-----------------
El año 2002 tuve el gusto de volver a editar –gracias a la financiación del Ayuntamiento de Guadalcanal- el libro de “El Santuario de Ntra. Sra. de Guaditoca”, que Muñoz Torrado había publicado en 1918, ya que no existían prácticamente ejemplares de esa primera edición y pensé que debía ser conocido por las generaciones actuales.
         Lo mismo ocurre con el presente libro, que de nuevo hemos editado y que fue publicado por Muñoz Torrado en el año 1922. Gracias a la copia que me ha facilitado mi amigo Plácido Cote Rivero, hoy van a tener en sus manos este nuevo ejemplar, al que he unido otro pequeño libreto que Muñoz Torrado publicó en 1916, “Novena en Honor de Ntra. Sra. de Guaditoca”.
-------------------
        
¿Qué nos cuenta Muñoz Torrado de estos Últimos días de la feria de Guaditoca?
        
El libro que pudiéramos decir que es una continuación de El Santuario, nos cuenta cómo llegó a perderse una feria que desde tiempo inmemorial se celebraba durante tres días de la Pascua de Pentecostés y que, si queremos comparar con las que existen actualmente, era más importante que la actual de Zafra.
         Para que nos hagamos una idea, en el cuaderno formado en 1786 para el ajuste de la cuenta de maravedises que cobró en aquel año la Justicia de la Villa, nos da testimonio fehaciente de que allí se vendían –como nos cuenta Muñoz Torrado- desde las vituallas más necesarias para la vida, hasta los objetos más lujosos y superfluos, que podía desear el más refinado gusto. En los Portales, que formaban una gran plaza delante del Santuario, estaban las tiendas de lienzos y sedas, cintas y encajes, sombreros y zapatos, cueros y cordeles de cáñamo, estambres y paños, baratijas y alhajas de oro y plata. En los puestos de las esquinas, y en otros, ya adosados a los muros del Santuario, ya esparcidos por el valle, se vendían vinos, desde los afamados de las bodegas de la Marquesa de la Vega, hasta el mosto de la última vendimia, aguardientes y refrescos, tabacos y turrones, chacinas y abadejo, aceite y vinagre. En mesas y tablas, que arrendaba el Santuario, tenían sus vendejas los jergueros de Sevilla, de Carmona, de Tocina, de Medina de las Torres y de Fuente de Cantos; los de Montemolín vendían costales, los granadinos pitos, los de Berlanga bayetas, los de Martos cordonería; botones los de Écija y Cabra, frutas los de Palma; sin que faltaran campanillos y cencerros, suelas y horquillas, palas y aperos de labor; herrajes y ferretería, hormas para zapatos, y calzados, paños y estemeñas, espartos, sedas y lienzos; no siendo corto el número de vendedores de garbanzos tostados y alfajores, avellanas y turrones, frutas del tiempo y quesos… Y mil y mil cosas más, en que pudieran gastar dinero los peregrinos, ya para proveerse de cera y exvotos que ofrecer al Santuario, ya para llevar a los suyos algún recuerdo de aquellos días que pasaron alegres y contentos en las vegas de Guaditoca. En una relación existente de 1789, aparecen casi 250 puestos registrados .
Amigos de Ignacio Gómez al finalizar el acto (fot. Úrsula Gómez)

              Pero la parte más importante del ferial era el mercado de ganados.
         El sitio reunía para ellos las mejores condiciones, no siendo la menos principal el que por allí pasa la vereda real de carnes y que los pastos son abundantes en las dehesas próximas y excelente el abrevadero del río, que besa los muros del templo por el lado sur. No faltaría ni el ganado de cerda, ni el vacuno; y concurrían rebaños de ovejas y cabras. De estos ganados no hablan los cuadernos de registros, dedicados solamente a la compraventa de caballerías, donde aparece relación de 124 pueblos que habían traído animales. Hierros de las más acreditadas cuadras de Andalucía y Extremadura ostentaban caballos, potros y yeguas, mulos y asnos, siendo numerosas las transacciones y viniendo los compradores y vendedores de muy lejanas tierras. Allí se daban cita el modesto labriego y el rico labrador; aquél en busca de la yunta de poco precio que le ayudase a labrar su pegujal, y éste en demanda de brioso corcel; el tratante en ganados de la campiña andaluza y el proveedor de caballos de los regimientos del Ejército; el venido de las márgenes del Tormes y el que comercia con Gibraltar desde el vecino campo de San Roque; el de la Sierra de Aracena, y el de las vegas del Guadiana; los labradores de Carmona y de Écija y Jerez y sus comarcas y los labradores extremeños… hasta de Valencia venían en busca de potros para recriarlos. Dan esos pueblos importancia al ferial y llevan de un extremo a otro el nombre de la feria de Guaditoca.
------------------
        
¿Y qué pasó con todo esto?

         Pues sencillamente, que llegó un nuevo Corregidor, D. Antonio Donoso de Iranzos y observó la gran cantidad de limosnas que recibía la Virgen por todos los puestos que llenaban la explanada del Santuario y, precisamente, presenció una discusión entre el Patrono Juan Pedro de Ortega (descendiente del Marqués de San Antonio) y el colector de la iglesia de Santa María de Guadalcanal, por unos desacuerdos en el pago a los clérigos que asistían y decían misa a la Patrona durante todos los días de la feria.
         El Sr. Donoso de Iranzos a la vista de la falta de control por la autoridades de Guadalcanal de los ingresos que se producían y poniendo como excusa la falta de comodidad de los asistentes y otros temas que leerán, inició un expediente para trasladar la Feria a Guadalcanal.
         Después de varios años de litigio entre la familia de los Ortega y el Consistorio, el traslado se realizó el año  1792 y fue el principio del fin de esta famosa feria.

Ya en Guadalcanal, la feria se empezó a celebrar en la Plaza de España, pero aparte de que a los vendedores les costaba más caro poner sus puestos, era imposible poner los más de doscientos que se colocaban en el Santuario de Guaditoca. Lo mismo ocurría con los animales que, aunque los pusieron por detrás de la antigua casa del Comendador, en ningún caso se podía comparar con las condiciones existentes en la Vega del Encinar.
        
Poco a poco la asistencia fue disminuyendo y, con ello, la importancia de la feria, que finalmente se trasladó al ejido de El Coso en el año 1900, donde los más mayores todavía recordamos El Rodeo que se celebraba por las mañanas en los terrenos que ahora ocupa la piscina y el cuartel de la Guardia Civil y la procesión que el tercer día de la feria se le sigue realizando a la Virgen de Guaditoca, en recuerdo de la que se le hacía en su Santuario.

¿Qué hubiera pasado si el traslado no se hubiera realizado?
¿Habría evolucionado y hoy tendríamos uno de los eventos más famosos de la comarca?
                                                                             
----------------
         
Con esta publicación, cierro el ciclo que inicié el año 2002 dedicado a Muñoz Torrado con la publicación de “El Santuario de Ntra. Sra. de Guaditoca” y que termino con la edición de este libro que, como ya he comentado, contiene “Últimos días de la feria de Guaditoca” y “Novena en Honor de Ntra. Sra. de Guaditoca”, con la ilusión de que su nombre y sus historias sobre nuestra Patrona sean recordados por muchos años.

Por último, no quiero despedirme sin antes agradecer a nuestro concejal de Cultura, Moisés Bernabé Vergara, la cubierta del libro que ha diseñado expresamente para esta edición y que recoge el aspecto que pudo tener en esas fechas el Santuario de nuestra Patrona.

Muchas gracias por su asistencia.
Momento en el que Ignacio Gómez entrega el cuadro al concejal de Cultura (fot. Úrsula Gómez)

             Después de recibir unos calurosos aplausos del público asistente, tomó de nuevo la palabra Ignacio Gómez y agradeció al concejal de Cultura la cubierta que ha preparado para la nueva edición de este libro y le ofreció el cuadro que había preparado para la presentación con una ampliación del trabajo que había realizado, para que lo conserve como recuerdo del primer trabajo de estas características.

          Numeroso público pasó por el lugar de venta del libro y muchos de ellos pidieron a Ignacio Gómez su firma en el libro, advirtiendo éste, que lo hacía como editor, ya que el autor fue en su día, Antonio Muñoz Torrado.




             Los interesados en adquirir el libro, pueden comprarlo en los lugares habituales y en casa del editor, calle San Sebastián, 22 - Guadalcanal.



viernes, 14 de julio de 2017

NUEVO LIBRO DE ANTONIO MUÑOZ TORRADO



Ignacio Gómez Galván, Presidente de la Asociación Cultural Benalixa tiene el honor de invitarle a la presentación de la nueva edición del libro “Últimos días de la Feria de Guaditoca” del escritor Antonio Muñoz Torrado.


El acto tendrá lugar el día 22 de julio de 2017 en la iglesia de Santa Ana  a las 12:30 horas de la mañana.

jueves, 27 de abril de 2017

PRESENTACIÓN LIBRO DE CERVANTES A LOS ALUMNOS DE ALANÍS

Ignacio Gómez durante la presentación del libro

En el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alanís, ha tenido lugar en la mañana del día 26 de abril, la presentación del libro "Cervantes y su ameno coloquio en la Sierra Morena de Sevilla".

Al acto han acudido unos cien alumnos, que acompañados de sus profesores, llegaron a las doce de la mañana al edificio del Ayuntamiento.

Eva Ruiz, alcaldesa de Alanís junto a Ignacio Gómez, al inicio del acto
Tras una breve  presentación por la alcaldesa de Alanís, Eva Cristina Ruiz, tomó la palabra el autor del libro Ignacio Gómez. Agradeció en primer lugar a la alcaldesa de Alanís sus palabras y dio las gracias a todos los asistentes, por su presencia en el acto, entre los que se encontraban el alcalde de Guadalcanal, Manuel Casaus, acompañados por los concejales, Manoli Cortés, Moisés Bernabé, Cristina Diaz Omenat y Maribel Chaves. También la concejal de cultura de Alanís, Dolores López Lora y otros concejales del Ayuntamiento, así como los maestros del colegio de Alanís.
Un momento de la recreación que hicieron los alumnos, de algunos personajes del libro

Seguidamente inició la presentación del libro, que resumimos a continuación:

          --------------------------

...Desde que Cervantes escribiera El Quijote, nos enseñó a todos los escritores, ya sean profesionales o aficionados, como es mi caso, que en los libros pueden suceder muchas cosas, aunque nos parezcan inverosímiles.

Si Miguel de Cervantes dice que se encontró los manuscritos de El Quijote en Alcanal, ¿por qué no me podía encontrar yo en el archivo de Guadalcanal unos papeles que hablan de la visita de Cervantes a Alanís y Guadalcanal?

Dice mi prologuista que no deja de ser sorprendente que una tierra, en donde el maléfico vicio de la lectura es minoritario, tenga un notable aliento literario que se plasma tanto en escritores nacidos en Alanís y Guadalcanal, como en obras que lo mencionan…

Así ocurre efectivamente en Alanís y Guadalcanal, la prueba la tiene que el pasado sábado se celebraron aquí unos actos para conmemorar los 400 años del fallecimiento de Cervantes y los Premios Literarios “Juan de Castellanos” y en Guadalcanal se está celebrando esta semana también actos del día del Libro.
Los jóvenes personajes, en ameno coloquio

Sigue el prologuista del libro diciendo que …se entiende por cultura, fundamentalmente la lectura que, no lo olvidemos, reduce la ignorancia, atenúa nuestra vanidad, potencia la imaginación, recupera en nosotros la capacidad de sorpresa que perdimos a medida que nos hacíamos mayores, nos desinstala de peligrosas seguridades y nos permite comprender cada vez más a los que no piensan como nosotros, haciéndonos a la vez que más humanos más ciudadanos. Habrá quien arguya que el Quijote es demasiado como lectura iniciática, pero son tantos los tesoros escondidos en este monumental tratado de ironía, que será provechoso leerlo más de una vez a lo largo de la vida.  Este improvisado prologuista espera y desea que se cumplan los fines de esta edición, y que los beneficios que se derivan del cultivo de la mente prendan en los adolescentes guadalcanalenses y alanisenses…
 
Ignacio Gómez con los jóvenes actores al final de la representación
Así que después de leer El Quijote no debemos sorprendernos de que el pasado año coincidiendo con la conmemoración del cuarto centenario del fallecimiento de D. Miguel de Cervantes haya encontrado en el archivo de Guadalcanal un manuscrito anónimo sobre una estancia de Cervantes en Guadalcanal, que junto con otros personajes de la época: Juan de Castellanos de Alanís, Diego de Funes, Jerónimo de Ortega Valencia y Francisco Muñoz de la Rica, de Guadalcanal, celebraron una larga comida en el mesón de El Toro.

Repito que no debe sorprendernos, ya que en investigaciones posteriores, encontré que efectivamente en esas fechas existía en Guadalcanal ese Mesón de El Toro y que todos los personajes que aparecen, tenemos datos históricos que confirman vivieron en las mismas fechas.
Asistentes al acto en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alanís


Qué se van a encontrar nuestros jóvenes lectores de Alanís, en este libro sobre Cervantes?.

Como bien dice mi amigo Pepe Álvarez, la historia se desarrolla en un antiguo Mesón de El Toro, situado en la calle del mismo nombre, hoy denominada Jurado, junto al Pilar de la Cava.
En este local vais a encontrar a una serie de personajes de Alanís y Guadalcanal, que en amena charla, van a pasar varias horas.
Este tipo de reuniones me supongo que las habréis visto algunas veces, cuando vuestros padres y sus amigos quedan un día en el campo y entre copas de vino y tapas de jamón, tortillas, chorizos y otras viandas, pasan varias horas de charla en buena compañía.
Pues así lo van a hacer Cervantes y Juan de Castellano, Jerónimo de Ortega Valencia, Diego Funes y Francisco Muñoz de la Rica. Durante la reunión en el Mesón, que me atrevo a asegurar que duró por lo menos desde media mañana hasta altas horas de la noche, Cervantes nos va a ir contando su vida hasta este año 1592, sus alegrías y sus tristezas, que muy atentos escuchan nuestros personajes más cercanos, como Juan de Castellanos que marchó a América muy joven, o como Jerónimo de Ortega Valencia, hijo de Pedro Ortega Valencia, descubridor de una isla en el Pacífico a la que puso Guadalcanal, y con ese nombre se la sigue conociendo. Diego Funes y Francisco Muñoz de la Rica, dos guadalcanalenses que también viajarán a América.
Todos ellos nos van a ir comentando historias y cosas de nuestros respectivos pueblos, a la vez que suceden unos hechos en este Mesón, que luego Cervantes usó para su libro del Ilustre Hidalgo Don Quijote de la Macha.

También tendrá tiempo Cervantes de hacer una parada en la mesa que ocupan Andrés de Mironés, José Alba, Jesús de Toledo, Guzmán de Alanís y Louis de Niza, todos poetas y escritores de Alanís y Guadalcanal,

Espero que este libro no solo lo leáis vosotros, quiero que pidáis a vuestros padres que también lo hagan y que después podáis hablar sobre el mismo y las historias que se cuentan...

-------------------------------

Terminada la presentación, el autor se llevó una sorpresa no esperada, porque lo que él se pensó que era un decorado para el acto, resultó ser un decorado donde aparecieron jóvenes actores y los personajes de su libro se hicieron realidad sobre el escenario y comenzaron a hablar. Así que durante unos minutos estuvimos disfrutando de la interpretación de algunos pasajes del libro por los alumnos del colegio de Alanís.

A continuación pueden ver un video que nos ha enviado Mª Dolores López Lora, concejal de Cultura de Alanís, con un resumen de la interpretación de los jóvenes actores.


video



De nuevo Ignacio Gómez subió al estrado y dio las gracias a estos actores que han dado vida a los personajes de su libro, e informó a todos los asistentes que a continuación se entregaría el libro sobre Cervantes, que ha sido patrocinado por la Diputación de Sevilla, gracias a la gestión realizada por Manuel Casaus, alcalde de Guadalcanal.
Al final del acto posaron junto al autor algunos de los asistentes al acto






miércoles, 26 de abril de 2017

PRESENTACIÓN VIII FERIA ESCOLAR DEL LIBRO EN GUADALCANAL

Ignacio Gómez, al inicio del acto

En la Biblioteca del IES "Sierra del Agua" de Guadalcanal, tuvo lugar el pasado día 25 a las 19:00 horas, la inauguración de la VIII Feria Escolar del Libro, que se va a desarrollar con diferentes actos durante los días 25, 26 y 27 de Abril.

Este año se le solicitó al Presidente de nuestra A. C. Benalixa, Ignacio Gómez, que realizara una presentación de esta Feria Escolar del Libro.

El acto estuvo muy concurrido y asistieron muchos alumnos y también el alcalde Manuel Casaus y varios concejales del Ayuntamiento, el director del Instituto José Conde y algunos maestros.

A continuación les ofrecemos un resumen de la presentación, así como varias fotografías:

 Cada día que veo pasar a los jóvenes de hoy, con esas mochilas tan grandes, me viene a la memoria esos recuerdos de hace cincuenta años [los mayores tenemos estas ventajas, que nos acordamos de lo que pasó hace sesenta años y sin embargo no nos acordamos de lo que hemos hecho esta mañana] decía que cuando como vosotros asistía cada día al colegio, no nos hacía falta estas mochilas tan grandes que ahora os veis necesitado usar, sólo era necesario un libro.
 

La ENCICLOPEDIA GRADO ELEMENTAL. Cursos graduados de primera enseñanza, que fue la que usé todo el tiempo que estuve en el colegio. En ella teníamos Lengua castellana, Aritmética, Geometría, Geografía, Historia de España, Ciencias físicas, químicas y naturales, Agricultura, Industria y Comercio, Biografías y conmemoraciones, La Sociedad y el Estado, Higiene, Educación Social, Nociones de Moral e Historia Sagrada.

Ahí es ná, 438 páginas con todos los saberes del mundo. Pues así era nuestra formación, con ese libro y la palmeta del maestro, llegábamos a conseguir el Certificado de Estudios Primarios.

Aunque la mayoría sólo llegamos a conocer este libro, [en aquéllos tiempos eran muy pocos los que podían estudiar Bachiller y menos todavía los que realizaron una carrera universitaria] a muchos de nosotros nos sirvió para crearnos interés por otros libros, que nos han permitido tener una formación mínima para poder trabajar, formar una familia y vivir una vida, aunque en muchos casos -como el mío- tuve que marchar a Barcelona, luego a Madrid y por último a Cáceres.
 
Asistentes al acto
 


Hoy que me habéis dado la oportunidad de estar con vosotros, quisiera hablaros, no de Cervantes, que si habéis leído mi último libro pienso que estaréis saturados. Hoy quiero hablaros de vecinos que nacieron o vivieron en Guadalcanal y al igual que ese insigne escritor, también se han atrevido a escribir un libro.

En primer lugar, por antigüedad, tenemos a Adelardo López de Ayala, al que conocemos desde muy pequeños, ya que tenemos su monumento en mitad de la Plaza de España. López de Ayala además de escritor, fue también político, alcanzando altos puestos, como fue el de Ministro de Ultramar en varías ocasiones [lo que hoy es Ministro de Asuntos Exteriores] y el año que murió, ocupaba el puesto de Presidente del Congreso de los Diputados. Escribió muchas obras de teatro: El Tanto por ciento, Consuelo, el Tejado de Vidrio…e incluso alguna zarzuela. Había nacido el 1 de mayo de 1829 y murió en Madrid, el 30 de diciembre de 1879. 50 años. Su biblioteca junto con todos los muebles, fueron vendidos por los últimos descendientes.
 
Ignacio Gómez, con el libro que usó en su niñez, hace 60 años
Otro escritor guadalcanalenses fue, JUAN ANTONIO TORRES SALVADOR (MICRÓFILO). (15-12-1857/7-2-1903) 45 años. Pertenecía a la Masonería. Vivió en la calle Guaditoca, 6. Periodista, escritor. Escribió un libro relacionado con Guadalcanal, “FOLK-LORE GUADALCANALENSE”. Antes de 1936, sacaron los libros que quedaban en su biblioteca y los quemaron “por considerarlos los autores de la quema, nocivos y contrarios a las buenas costumbres”. Como vemos no sólo se perdió la la biblioteca de López de Ayala.

También de Guadalcanal fue RAFAEL GARCÍA PLATA (4-MARZO-1870) aunque la mayor parte de su vida la hizo en ALCUESCAR (Cáceres). Escritor, folklorista, etnógrafo, historiador…

Otro guadalcanalense fue ANTONIO MUÑOZ TORRADO. Sacerdote (Guadalcanal 11-4-1879/Sevilla 27-4-1937). 58 años. Escribió más de 20 libros, entre ellos tres dedicados a Guadalcanal “El Santuario de Ntra. Sra. de Guaditoca”; “Últimos días de la feria de Guaditoca” y “Novena en honor de Ntra. Sra. de Guaditoca”

Al igual que PEDRO VALLINA. (29-6-1879/1970) 91 años. Fue médico y trabajó entre otros lugares en el Hospital de las Cinco Llagas, actual Parlamento Andaluz. Muchas veces (hasta 1939 que marchó a Méjico) vivió exiliado fuera y dentro de España por sus ideas anarquistas.

No podía olvidarme de ANDRÉS MIRÓN. (Guadalcanal 8-9-1941/8-10-2004). 63 años. Escribió unos treinta libros de poesía, la mayoría de ellos traducidos a otros idiomas y la Historia de Guadalcanal, que tuve el honor de editar gracias a la autorización de sus hijas, al haber fallecido Andrés en un accidente de circulación. También escribió unas décimas de diferentes monumentos de Guadalcanal que aparecen distribuidas en azulejos por todo el pueblo (Calicantos).

También nació en nuestro pueblo, JESÚS RUBIO. Nacido en 1968. Periodista, escritor y viñetista, actualmente trabajando en la televisión autonómica de Castilla-La Mancha. Ha escrito dos libros relacionados con Guadalcanal: “Romance de la mar austral” y “La Lluvia Infinita”, en el que cuenta el viaje de Ortega Valencia por el Océano Pacífico, donde descubrió varias islas, poniendo a una de ellas el nombre de su pueblo, Guadalcanal. Ha colaborado en mi último libro de Cervantes, ilustrándolo y ahora está trabajando en un libro de la Historia de Guadalcanal con más de doscientas viñetas


Y como olvidarnos de nuestro recordado RAFAEL RODRÍGUEZ MÁRQUEZ y su libro “Guadalcanal, un pueblo en la memoria”. Donde plasma sus recuerdos y nos cuenta historias de Guadalcanal de diferentes épocas. Fue el director de la Revista de Ferias de Guadalcanal durante muchos años.

RAMONA YANES también nació en Guadalcanal, aunque afincada en Cataluña desde hace muchos años. Ha escrito muchos libros entre los que destacan: “Los días de la Rosa”, “Yo y la ironía”, “Los tres pies del gato”, “Amantes incluidas”

También tenemos otras personas que nacieron en Guadalcanal y escribieron un solo libro, como CARMEN RIAÑO. “Los tesoros del alma”. Donde explica el cambio que ocurrió en su vida por el accidente que sufrió su padre cuando tenía siete años. MANUEL CAVANILLES. “Tal como lo recuerdo”. Donde cuenta las vivencias que recuerda de Guadalcanal, cuando pequeño. PEDRO PORRAS IBAÑEZ. “Mi señora de Guaditoca”. Inspirado en el libro de Muñoz Torrado, cuenta su devoción por la Virgen de Guaditoca, con dibujos de sus hijas. ISIDRO ESCOTE. “Vivencias y convivencias con la caza” y “Crónicas de una añoranza”. Recuerdos de su niñez en la finca que trabajaba el padre y sus vivencias como cazador. MANUEL BARBANCHO. Guadalcanalense que se trasladó a Alcalá de Henares a finales de los setenta. “El Rabazo”. Artículos en la Revista de Ferias. DOLORES CASTELLÓ GAUTHIER. “Retazos de la vida del General Castelló”. MIGUEL CHAVES “Las recetas de mi madre”. PACO HIDAGO “SULTÁN” (INÉDITO).

Después tenemos una serie de jóvenes poetas como, ANTONIO JOSÉ GARCÍA SÁNCHEZ. “Así lo siento y así lo escribo”. Mª CARMEN CORTÉS BURGOS. Una escritora que vive precisamente frente a este Instituto y que ha escrito dos libros de poesías: “Desde mi ventana” y “Para que no me olvides-La Capitana”, éste último dedicado en parte a Javi Cabeza, muerto trágicamente atropellado por un conductor en Sevilla. Y aunque no tengo noticias de que hayan publicado ningún libro, pero sí escrito en revistas y blog, tenemos a; LOLA FRANCO, GUADITOCA FLORES (KOKI), CLOTI SÁNCHEZ y algunos que me habré dejado en el tintero.

Después hay muchas personas que han escrito sobre temas de Guadalcanal en la Revista de Ferias, como José Mª Álvarez Blanco, Salvador Hernández, Rafael Espínola, Sergio Mena, Rafael Ángel Rivero del Castillo, JOPACH, Antonio Álvarez Martínez, y algunos más que seguro habré olvidado.

MANUEL MALDONADO FERNÁNDEZ. Nació en Trasierra (Badajoz) aunque toda su vida laboral la ha hecho en Sevilla. Lo conocemos por sus importantes artículos en la Revista de Ferias, sobre la Orden de Santiago en Guadalcanal. También escribió el libro: “La villa santiaguista de Guadalcanal” y varios libros más de los pueblos aledaños de Badajoz.

ANTONIO BURGOS. El conocido escritor y periodista, desde muy joven estuvo relacionado con Guadalcanal, ya que venía en el verano con sus padres. Posteriormente conocería en Guadalcanal, a la que sería su esposa Isabel Herce. Hay dos libros relacionados con Guadalcanal: “El Contador de Sombras” y “Toque de Gloria, toque de agonía”

LUIS CHAMIZO TRIGUERO. (Guareña (Badajoz) 7-11-1894/Madrid 24-12-1945), 51 años. Sus dos principales libros son: “El Miajón de los Castúos” y “Las Brujas”, poema dramático. Muy relacionado con Guadalcanal por su casamiento con Virtudes Cordo, con la que tuvo varias hijas. Vivió en la actual calle Costalero, donde hay una placa que lo recuerda.

LOPE DE VEGA. En su libro “El valiente Juan de Heredia” hace decir a Heredia en el actos III: “Es Guadalcanal su nombre; su población, la primera de la Extremadura, yendo de la Andalucía a ella. Su sitio, áspero y fragoso, porque conformes la cercan, por una y otra parte, casi inaccesibles sierras…”.

MATEO ALEMAN,  en su novela “GUZMAN DE ALFARACHE” dice: Una vez me aconteció un donoso lance, que como mi ama trajese a casa otros amigos cofrades de Baco, pilotos de Guadalcanal y Coca…

MANUEL MACHADO. En su obra Ars Moriendi, (Arte de Morir) aparece un poema inacabado de Guadalcanal, que dice:

Mezcla de plata y gloria,
risa, azul y sal…
y tendrás el cielo
de Guadalcanal.

Bueno, yo también he puesto mi granito de arena. “Nuestros Recuerdos”; “Cervantes en Guadalcanal”; “La Encajera” (junto con Rafael Rodríguez); “Guadalcanal siglo XX-1931/1940. “Cervantes y su ameno coloquio de la Sierra Morena de Sevilla” y editor de otros tantos.

Todos estos vecinos han dejado un poco de ellos en sus libros y han añadido un granito de arena a la literatura relacionada con Guadalcanal.

Por mi parte tengo que decir, que mis mejores amigos han sido los libros. Están ahí al alcance de la mano, no hacen ruido, no cantan, no chismorrean… y todos tienen algo que enseñarte. La historia que en su día no pude aprender, después la he aprendido en esos tomos de la Historia de España y del resto del Mundo. En esas Revistas de Guadalcanal donde Pepe Álvarez, Maldonado, Salvador Hernández, etc. han escrito sus documentados artículos.

Decía la semana pasada el último Premio Cervantes, Eduardo Mendoza, que él había leído El Quijote en cuatro ocasiones, en mi caso llevo tres veces, la primera con catorce años. Espero poder leer otra vez esa magnífica novela y que nos sigamos viendo durante más años en este acto del Día del Libro. 

domingo, 23 de abril de 2017

VIII FERIA ESCOLAR DEL LIBRO GUADALCANAL 25, 26 y 27 de abril de 2017

Libros de autores de Guadalcanal
25 ABRIL. Presentación de la Feria por Ignacio Gómez. Lugar: Biblioteca del IES. Sierra del Agua. Hora: 19.00 horas.

26 ABRIL. Conferencia a cargo del autor Agustín Romero Barroso. Lugar: Biblioteca del IES. Sierra del Agua. Hora: 19.00 horas.

27 ABRIL. Recital - audición sobre textos de Miguel Hernández por Lola Franco. Lugar: Biblioteca del IES. Sierra del Agua. Hora: 19.00 horas.

25, 26 y 27 ABRIL. Exposición y venta de libros por la Librería El Zaquizamí de Cazalla de la Sierra. Lugar: Aula de Audiovisuales del IES. Sierra del Agua. Hora: 17.00 - 20.00 horas.


20 ABRIL - 5 MAYO. Exposición permanente sobre Antonio Machado. Lugar: Salón de Actos de la Biblioteca Municipal. Hora: 17.00 - 20.00 horas.

sábado, 4 de marzo de 2017

SE CELEBRÓ EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL LIBRO"CERVANTES Y SU AMENO COLOQUIO EN LA SIERRA MORENA DE SEVILLA


Asistentes al acto de presentación del libro


          Casi 300 niños con sus profesores, ocupaban las butacas del Cine-Teatro Guadalcanal, a las once de la mañana de ayer día tres de marzo, para asistir a la presentación del libro escrito por Ignacio Gómez, "CERVANTES Y SU AMENO COLOQUIO EN LA SIERRA MORENA DE SEVILLA". Entre estos niños, también estaban seis alumnos del colegio de Alanís, en representación del resto, que por problemas logísticos no pudieron asistir, acompañados por varios profesores y la concejal de Cultura.

Al acto asistió la Diputada de Cultura de la Diputación Provincial de Sevilla, Rocio Sutil Domínguez, así como el alcalde de Guadalcanal, Manuel Casaus y la alcaldesa de Alanís, Eva Ruiz Peña, así como otros concejales del Equipo de Gobierno y representantes del Club de Lectura Benalixa.

Abrió el acto Manuel Casaus, que alabó el trabajo realizado por Ignacio Gómez, por los varios libros escritos sobre temas de Guadalcanal, así como editor en varios libros escrito por autores de Guadalcanal. También se refirió a la labor que viene desarrollando a través del blog de la Asociación Cultural Benalixa, no sólo por lo publicado, sino además por el apoyo que ofrece a los estudiantes que le solicitan información para sus tesis de fin de carrera.

A continuación tomó la palabra la alcaldesa de Alanís, agradeciendo el hecho de que personajes e historias de Alanís, puedan ser conocidos por los vecinos de Guadalcanal, gracias a este libro que hoy se está presentado.

Por último fue la Diputada de Cultura y Ciudadanía, Rocio Sutil, la que tomó la palabra, felicitando en primer lugar a profesores y alumnos del Instituto Sierra del Agua, por la bandera de Andalucía que le ha sido concedida este año, con motivo de la conmemoración del Día de Andalucía. Después dijo que se congratulaba de que en la Sierra Norte se siguieran produciendo estos actos culturales, para los que la Diputación Provincial de Sevilla, siempre está abierta a colaborar y felicitó al autor por el libro que ha escrito para conmemorar los 400 años del fallecimiento de Cervantes.

Ignacio Gómez subió al estrado a continuación y agradeció la asistencia de todos, así como los elogios recibidos por los oradores que le habían precedido. Inició la presentación de su libro, que resumimos a continuación:

El prologuista de este libro, que no ha podido venir para hacer la presentación, nos dice que no deja de ser sorprendente que una tierra, en donde el maléfico vicio de la lectura es minoritario, tenga un notable aliento literario que se plasma tanto en escritores nacidos en Guadalcanal como en obras que lo mencionan.
No es objeto de estas líneas hacer un catálogo de autores y de obras que demuestren este aserto, pero es un hecho cierto que en algún momento habrá que abordar. En cualquier caso, Ignacio Gómez, está empeñado que en los niños de Guadalcanal y Alanís, prenda el saludable -insisto en lo de saludable, aunque hay quien piense lo contrario- hábito de la lectura. Entiende por cultura, fundamentalmente la lectura que, no lo olvidemos, reduce la ignorancia, atenúa nuestra vanidad, potencia la imaginación, recupera en nosotros la capacidad de sorpresa que perdimos a medida que nos hacíamos mayores, nos desinstala de peligrosas seguridades y nos permite comprender cada vez más, a los que no piensan como nosotros, haciéndonos a la vez que más humanos más ciudadanos.

Es una curiosa casualidad que la conmemoración del cuarto centenario del fallecimiento de D. Miguel de Cervantes haya coincidido con el hallazgo de un manuscrito anónimo, sobre una estancia de Cervantes en nuestra villa que junto con otros personajes de la época: Juan de Castellanos de la vecina localidad de Alanís, Diego de Funes, Jerónimo de Ortega Valencia y Francisco Muñoz de la Rica, de Guadalcanal, celebraron una larga comida en el mesón de El Toro, de nuestra villa, allá por el año 1592.

Es por tanto una oportunidad única para darlo a la luz. Además, matando dos pájaros de un tiro, dicho que viene al caso en un pueblo de tan acrisolada afición cinegética, Ignacio Gómez ha aprovechado la ocasión de insertar en el texto unas ilustrativas notas que explican pasajes de la historia de Alanís y Guadalcanal, así como unas bonitas viñetas de Jesús Rubio.
Habrá quien arguya que el Quijote es demasiado como lectura iniciática, pero son tantos los tesoros escondidos en este monumental tratado de ironía, que será provechoso leerlo más de una vez a lo largo de la vida.  Este improvisado prologuista espera y desea que se cumplan los fines de esta edición, y que los beneficios que se derivan del cultivo de la mente prendan en los adolescentes guadalcanalenses y alanisenses.


Esto es lo que dice Pepe Álvarez en su prólogo, pero qué se van a encontrar nuestros jóvenes lectores en este libro sobre Cervantes?.
Como bien dice mi amigo Pepe Álvarez, la historia se desarrolla en un antiguo Mesón de El Toro, situado en la calle del mismo nombre, hoy denominada Jurado, junto al Pilar de la Cava.
En este local vais a encontrar a una serie de personajes de Alanís y Guadalcanal, que en amena charla, van a pasar varias horas.


Este tipo de reuniones me supongo que las habréis visto algunas veces, cuando vuestros padres y sus amigos quedan un día en el campo y entre copas de vino y tapas de jamón, tortillas, chorizos y otras viandas, pasan varias horas de charla en buena compañía.

Pues así lo van a hacer Cervantes y Juan de Castellano, Jerónimo de Ortega Valencia, Diego Funes y Francisco Muñoz de la Rica. Durante la reunión en el Mesón, que me atrevo a asegurar que duró por lo menos desde media mañana, hasta altas horas de la noche, Cervantes nos va a ir contando su vida hasta este año 1592. Sus alegrías y sus tristezas, que muy atentos escuchan nuestros personajes más cercanos, como Juan de Castellano que marchó a América muy joven, o como Jerónimo de Ortega Valencia, hijo de Pedro Ortega Valencia, descubridor de una isla en el Pacífico a la que puso Guadalcanal, y con ese nombre se la sigue conociendo. Diego Funes y Francisco Muñoz de la Rica, dos guadalcanalenses que también viajarán a América.

Todos ellos nos van a ir comentando historias y cosas de nuestros respectivos pueblos, a la vez que suceden unos hechos en este Mesón, que luego Cervantes usó para su libro del Ilustre Hidalgo Don Quijote de la Macha.
Espero que este libro no solo lo leáis vosotros, quiero que pidáis a vuestros padres que también lo hagan y que después podáis hablar sobre el mismo.

A continuación vamos a leer  -digo vamos, porque he pedido la colaboración a los alumnos para que me ayuden- una selección de parte de algunos capítulos...


Dos alumnos de primaria de Guadalcanal y dos de Alanís, más dos del Secundaria de Guadalcanal, subieron al escenario y fueron desgranando la historia de la visita de Cervantes a Guadalcanal.

Al finalizar la lectura se procedió a regalar un libro a todos los alumnos y profesores presentes, así como al resto de personas que habían asistido a la presentación.

El acto se completará la semana que viene, que pasaremos por el Colegio de Primaria, para hacer entrega a los niños que no pudieron venir de 1º y 2º.

Igualmente se acordó con la alcaldesa de Alanís, que en fecha próxima  se acordará el día que se decida para hacer la presentación del libro en Alanís y entregarle un ejemplar a todos los alumnos.